sábado, 6 de marzo de 2010

Leonidas Plaza

Nació en Charopotó (Manabí) el 18 de abril de 1865, hijo de Alegría Gutierrez, mujer emparentada con próceres colombianos y de José Buenaventura Plaza un maestro de escuela. Leonidas Plaza, no fue un hombre de gran preparación cultural, ni de estadista a pesar de esto pudo desempeñar satisfactoriamente los cargos encomendados por Eloy Alfaro y el pueblo.

Abrió las cárceles, suprimió el ostracismo, se despojó de las facultades dictatoriales, disminuyó el ejército, quitó las mordazas a la prensa, respetó e hizo respetar a los cultos, organizó la libertad y la propiedad, se principió a restablecer la armonía social, se disipó la perpetua amenaza de las revoluciones, tornaron sus proscritos a sus huérfanos hogares. Supo entender la libertad de prensa. Después de ocuparse de las reformas de orden político, lo hizo de las económicas. Tuvo mucha suerte en su gestión administrativa, porque la hacienda pública fue por un buen camino, los negocios se movían, durante su administración se hicieron algunas obras de interés. En 1904 hubo un enfrentamiento con el Perú, murieron veinte soldados ecuatorianos; según Wilfrido Loor, Plaza: "No debemos combatir por un pedazo de tierra que no podemos coloniza". En 1904, El Ecuador cedió al Brasil una salida al Pacífico a cambio de que dicho país nos ayudara a resolver el problema fronterizo con el Perú.
La obra del ferrocarril avanzó hasta Alausí. Triunfando la famosa Nariz del diablo. Aumentó considerablemente el número de escuelas, aunque fue modesto con las confesionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada