sábado, 6 de marzo de 2010

Abdala Bucaram Ortiz

Nació en Guayaquil el 4 de febrero de 1952. Sus padres fueron Rina Ortíz y Jacobo Bucaram, de origen libanés. Su esposa la doctora María Rosa Pullev Vergara. Sus hijos: Jacobo, Linda, Jaime y Michel. Sus hermanas Betty, Linda, Isabel, Jacobo, Rina , Elsa, Gustavo, Santiago, Adolfo y Virginia.


ESTUDIOS.- Estudió la primaria y secundaria en el colegio particular católico salesiano "Cristóbal Colón" de Guayaquil, graduándose como abogado de los Tribunales de la República. Obtuvo un masterado en Educación Física en Wansse-Berlín-Alemania Occidental, en 1972.

Dice que ejerció su profesión de abogado en 1981 y 1982, dirigió una oficina con 20 Profesionales del Derecho.

FUNCIONES.- Profesor de Educación Física en la Escuela Superior Naval, de Guayaquil, fue Intendente General de Policía del Guayas (1979-1980). Alcalde de Guayaquil en 1984. Exiliado en Panamá, porque Marcelo Merlo, Contralor General de la Nación lo acosó de perjudicar al Municipio de Guayaquil en algunos millones de sucres, en contratos de material pétreo (Vistazo. Junio 20/96).

Candidato a la Presidencia de la República, por tres ocasiones, por el Partido Roldosista Ecuatoriano, del cual fue su mentalizador y fundador

GOBIERNO.- Llegó al solio presidencial bajo en eslogan populista "LA FUERZA DE LOS POBRES", "UN SOLO TOQUE".

El resultado de su triunfo: Abdalá Bucaram 2’285.397 votos, el 54,7%. Jaime Nebot 1’910.665 votos, el 45,53%.

LA CONVERTIBILIDAD.- Se ha hecho un preanuncio de una devaluación a cuatro mil sucres por dólar para 1997. No sabemos si será una maniobra para reducir el rezago cambiario, una forma de provocar mayor devaluación, cinco mil o más sucres por dólar.

Este rezago aumentará las importaciones. Las exportaciones perderían respaldo coyunturas a través de una variación cambiaria. La economía, vía convertibilidad está condenada a avanzar (¿), permanentemente, en una sola marcha (Ec. Alberto Acosta).

BUCARAM DESTITUIDO POR EL PUEBLO Y EL CONGRESO.- Lo que se veía venir, sucedió. El pueblo se cansó en apenas seis meses de la administración nefasta de Abdalá Bucaram, quien se enfrentó ante una multitudinaria oposición por su estilo de gobernar y política económica. El embajador de los Estado Unidos Leslie Alexander echó más leña al fuego cuando denunció: "La penetrante corrupción que carcome el país". Ya no se podía seguir tolerando tanta insolencia, abuso patanería, prepotencia, latrocinio, inmoralidad, insensatez, irrespeto al pueblo, insultos a expresidentes de la república, instituciones, periodistas, profesores, profesionales, partidos políticos, gremios de trabajadores y sindicatos, y, peor aún cuando se dictaron descabelladas y absurdas medidas económicas que golpearon duramente a los hogares ecuatorianos... con el alza desmedida de alimentos básicos, combustible, gas, luz, eléctrica, agua, teléfonos, transporte, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada