sábado, 6 de marzo de 2010

Ignacio de Ventimilla

Nació en Quito el 31 de julio de 1828, murió en la misma ciudad el 19 de julio de 1908. Había abrazado la carrera militar, desde joven se había despreocupado de los estudios. Sirvió al gobierno de Roca; fue ascendido a Capitán y combatió al presidente Noboa. En 1860 obtuvo el grado de coronel, el presidente Jerónimo Carrión le nombró ministro de guerra y marina, previo el ascenso de general. En marzo de 1869, después de la caída del presidente Espinosa, fue tomado preso con orden de fusilarlo inmediatamente; para su suerte fue personado y desterrado a Europa; el Dr. Antonio Borrero le nombró en junio de 1876, comandante militar de Guayaquil, donde armó la revolución y se proclamó Jefe Supremo el 8 de septiembre de 1876 con el pomposo título de "Jefe Supremo y Capitán de los Ejércitos de la República".

El 27 de junio de 1877 Veintimilla rompió el concordato con la Santa Sede Fueron arrojados del país Obispos y Canónigos, lo mismo que el presbítero Federico González Suárez, el arcediano Andrade salió para Colombia.

Viéndose en malas, Veintemilla, tuvo que concertar con la Santa Sede un nuevo Concordato, que en el fondo apenas se distinguía del convenio Garciano.


A comienzos de 1878 se reunió en Ambato la Asamblea Constituyente convocada por Veintemilla, una mayoría de sus miembros adicta al Jefe Supremo le nombró Presidente Constitucional, concediéndole facultades extraordinarias, con lo cual el país siguió prácticamente en dictadura militar. El presidente siguió prácticamente en dictadura militar. El presidente siguió una política personalista adulando al populacho con fiesta y dádivas, lo mismo que al ejército. Tuvo ahora éxito en sus planes, muchas obras públicas abandonadas se cumplieron y otras dieron principios con él. Hubo una notables prosperidad comercial, la exportación mejoró excepcionalmente a causa de la guerra del Pacífico, en la que pelearon Perú y Bolívia contra Chile en 1879.

Veintemilla había perdido colaboradores de categoría como Juan Montalvo, los ministerios Pedro Carbo y Castro; el pan y el circo casaron al pueblo. Se asesinó al diputado político de fuste Vicente Piedarhita, la brutal flagelación del joven escritor liberal Miguel Valverde; estos desaciertos desbordaron la ira de todo el país entonces Veintemilla se declaró nuevamente dictador mediante un golpe de estado, que causó un rechazo nacional; esta segunda dictadura se inauguró el 25 de marzo de 1882.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada